El e-book comienza su "revolución" en España

El e-book comienza su "revolución" en España
noviembre 17, 2009 Chema

Vía: Europa Press
100 editor

Madrid. (EUROPA PRESS).- El director ejecutivo de Publidisa, Luis Francisco Rodríguez, declaró que el mercado español está experimentando una “auténtica revolución” o un “cambio brutal” de tendencia ya que en su empresa están dando de alta más de cien ebooks al día.
Publidisa es el mayor proveedor de contenidos para e-Book en español y fue pionera e impulsora de este formato. Asimismo, Todoebook.com creada por Publidisa en 2000, como servicio de distribución de e-books, dispone de 25.000 títulos a la venta, mientras que hasta hace seis meses, esta empresa pionera se manejaba sólo con 15.000 títulos disponibles.

Según Luis Francisco Rodríguez, este cambio de tendencia en el mercado español también se aprecia en el número de e-redears disponibles en las tiendas. “Cuando nosotros empezamos a ofrecer e-books en el año 2000, no existían lectores en casi ningún sitio. Hace año y medio sólo existía un lector de e-book y ahora ya hay una docena de modelos, y todo esto en muy poco tiempo”, advirtió.

El día 18 de noviembre comienza en Madrid, la Feria del Libro Digital y en ella participarán las editoriales y distribuidoras digitales españolas “más consolidadas” en el ámbito del libro digital. “El e-readers se está convirtiendo en el iPod de la música, pero en el sector de los libros, y ahora es bastante fácil encontrarse a una persona leyendo un libro electrónico en el metro”, declaró el director ejecutivo de esta empresa, que recientemente llegó a un acuerdo con Amazon para ofertar en su portal, previa demanda, 8.500 libros en español de más de 200 editoriales.

En este sentido, Rodríguez precisó que los libros electrónicos que comercializa esta empresa, tienen un precio medio de descuento del 40% respecto a la versión en papel y son compatibles con los e-readers. “Nosotros hemos estimado que un lector promedio que pueda estar comprando dos libros al mes, en seis meses, tiene recuperada la inversión que haga en el e-reader”, alegó. Asimismo, el director ejecutivo de Publidisa argumentó que el e-reader no sólo sirve para leer libros que se han comprado, sino también para almacenar los propios documentos, incluyendo la reproducción del mp3.

En este sentido, Rodríguez vaticinó que en seis o siete meses comenzarán a bajar los precios de los dispositivos que ahora son más caros y que ofrecen mejores prestaciones. Igualmente, subrayó que esta prevista para el próximo año, la incorporación de e-readers a todo color. “Lo mismo que ha pasado con los teléfonos móviles o los mp3 está pasando con estos dispositivos”. “Nosotros comercializamos el contenido, no los dispositivos y lo hacemos por mandato de nuestros clientes editores”, precisó el director ejecutivo de Publidisa, quien explicó que los editores construyen sus plataformas de distribución de e-book y las alojan en su sistema y Publidisa las hace “compatibles con los diferentes dispositivos que hay en el mercado”.

En cuanto a la producción bajo demanda, Luis Francisco Rodríguez explicó que su empresa produce 200.000 ejemplares bajo demanda en tiradas que van desde un solo ejemplar hasta 200 o 500 ejemplares, aunque lo más habitual es encontrar tiradas de un sólo ejemplar. LAS

Vacío legal
Preguntado por el vacío legal que existe en este campo, Francisco Rodríguez advirtió que la industria editorial no es el único caso en el donde la tecnología “va por delante de la legislación”. Así, aunque recordó que se ha actualizado la Ley del Libro recientemente, explicó que hay sistemas de asignación del ISBN y otros tipos de procesos “heredados”, que van a “requerir de una actualización para poder dar respuesta a las nuevas necesidades”. “Para nosotros, cuanto menos vacío legal exista dentro del sector del libro y de la comercialización de publicaciones a través de Internet, mejor será”, alegó este licenciado en Ingeniería Técnica Informática, para quien el “entorno legal debe facilitar la comercialización y no ser un “obstáculo”. “No debería poner barreras sino definir correctamente como se haría un negocio de la forma más fiable posible”, agregó.

Con un volumen de facturación de más de 9 millones de euros en 2008, Publidisa ofrece sus servicios a más de 1.200 clientes, sirviendo actualmente a más de 150 países. Los servicios de Publidisa se articulan a través de una plataforma virtual de carácter exclusivo, con la que los editores acceden a un sistema gestionado de producción de tipo integral, que permite a los clientes llevar a cabo producciones editoriales “a la carta”.

Así, a través de la herramienta Web, los editores gestionan sus pedidos, realizan órdenes de impresión en la planta de producción que elijan, controlan sus albaranes y facturas, revisan el histórico de pedidos, comprueban en qué estado se encuentra su producción, etc. El editor ejecuta una orden de producción acorde con la demanda, se produce y Publidisa lo envía directamente al distribuidor (el editor cuenta con la garantía de plazo de 5 días en destino).

Según Publidisa, esta “drástica bajada de costes” produce en el editor una mayor capacidad de acometer más número de proyectos editoriales gracias a que no tiene que contar con una gran cantidad de capital inmovilizado en almacén, como ocurre con el sistema tradicional de producción; reduciendo de esta forma los costes de oportunidad

Comments (0)

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*