Pottermore: cuando el valor de una marca deja fuera a la industria

Pottermore: cuando el valor de una marca deja fuera a la industria
junio 26, 2011 Chema

J_K_Rowling_Londres400 millones de libros ha vendido la saga de Harry Potter. Todos ellos en papel, mediante distribución tradicional y vendidos en librerías.
A todo esto, su creadora, J.K. Rowling, anuncia que por fin saldrán a la venta en versión digital en lo que se considera por un lado, un verdadero espaldarazo al creciente mercado electrónico, pero a la vez una traición a sus editores y a todo el canal comercial, que lo hicieron famoso.

Rowling, quien parecía resistirse a la venta en ebook de sus libros, estaba realmente preparando el lanzamiento de Pottermore.com.
En una glamourosa presentación, anunción el pasado jueves que las versiones electrónicas del niño brujo estarán en venta exclusivamente a través de una nueva página de internet interactiva, www.pottermore.com.

Las reacciones en la Industria se suceden, por que lo que Rowling está haciendo tiene una trascendencia capital: El autor posee no sólo el contenido, sino la marca. Al tener ambas cosas ¿para qué necesita al resto?

Jon Howells, portavoz de la cadena británica Waterstone’s, dijo que los lanzamientos de los libros de Harry Potter, que por años atrajeron a miles de fanáticos vestidos de magos para aperturas de tiendas a la media noche, “se han convertido en leyenda en Waterstone’s y en otras librerías”.

“Así que estamos desilusionados porque, después de ser un factor clave en el crecimiento del fenómeno de Harry Potter desde la aparición del primer libro, la industria editorial ha quedado efectivamente excluida de la venta de las muy esperadas versiones electrónicas”, agregó.

Comment (1)

  1. Driope 6 años hace

    Yo creo que Rowling no está ofendiendo a nadie. Ha esperado un tiempo para sacar estas versiones digitales, que recordemos que aun no han salido al mercado y no lo harán hasta octubre, cuando la apertura se realice. Las librerías y editoriales que venden las ediciones en papel ya han tenido sus ventas y sus beneficios. Si ahora ella quiere utilizar sus derechos (porque si los tiene, es que en el momento de firmar el contrato se los concedieron), lo veo como un buen movimiento por su parte, y en ningún momento como una falta de respeto para las librerías. Sí, el mercado editorial ha estado ahí, pero también la saga de Harry Potter ha ayudado al mercado. No le han regalado nada como alegar ahora que, por así decirlo, “les debe una”.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*